logo-nuevo-final-baum-habitats

equipo-baum-m-m-

 

Melina Baum

A lo largo de mi vida, el Feng Shui se ha manifestado constantemente dentro de mi naturaleza humana. Al principio, de manera inconsciente: en la forma en que ordenaba mi entorno, cómo disponía el mobiliario, mi forma de vestir, mis relaciones interpersonales y la manera de entender el mundo que me rodeaba. He tenido la firme convicción de que vivimos en un mundo físico interconectado a través de un intercambio de partículas que no somos capaces de percibir. Este es un concepto que actualmente se abre camino a través de la física cuántica. Dicha forma de pensar y actuar, me señaló el camino hacia el Feng Shui como vocación, y llegado el momento, lo asumí como filosofía de vida.

Con el paso del los años, decidí dedicarme de manera profesional a éste maravilloso arte. Fue entonces cuando cursé estudios de Feng Shui Clásico en Barcelona – Cataluña y desde entonces, me he dedicado a crear y sanear espacios para proporcionar a quienes los habitan, equilibrio, bienestar y un adecuado nivel de salud (tanto física como emocional).

La experiencia en este campo me ha motivado a ampliar conocimientos en otras áreas que complementan y nutren mi trabajo, como la geobiología (geopatías), el reiki y otras disciplinas que me permiten dar asesorías que sean realmente integrales. Me satisface saber, que al diseñar apropiadamente una construcción o disponer de los elementos necesarios en el hogar o negocio (disposición, materialidad, forma, color) puedo mejorar la vida y el desempeño laboral de mis clientes.

La aplicación de esta ciencia en pisos, parcelas, locales comerciales, oficinas, edificios, paisajismo, jardines, negocios y personas, me confirma cada día la efectividad de la labor que realizo, el amor a mi profesión, y el no parar en mis estudios e investigaciones para ofrecer siempre un trabajo impecable, coherente con mi existencia y mis principios.

 

“El Feng Shui del espacio, es el fiel reflejo de nuestro feng shui personal y juntos en un abrazo buscan su equilibrio vital”

Melina Baum

 


Marine Dache Halloint

Nacida en un bello rincón de Francia y siempre rodeada por la naturaleza, pude desarrollar un fuerte vínculo con las plantas. Aprendí desde muy niña a conectar con sus necesidades y con lo que ellas me expresaban a través de sus formas, olores, colores e incluso sabores. 

Llegado el momento, entendí  que había nacido para ellas, y de alguna manera quería regalar a otros a través de mis jardines, las mismas sensaciones  de paz, alegría y vitalidad que ellas me aportan. Las plantas son para mi, un Universo de expresiones, que me encanta compartir.

Hace algunos años, mi curiosidad me impulsó a viajar y a conocer otras culturas. Y desde entonces vivo en Catalunya, lugar que me fascinó no sólo por su gente, sino por su verdor; aunque he de reconocer que mi afición por el submarinismo me llevó a conocer  primero su flora submarina y desde entonces me enamoré de Barcelona, ciudad donde resido actualmente. 

Mis inquietudes y mis ganas de aprender me llevaron a especializar mis conocimientos, y decidí hacer de mi afición por las plantas una profesión, así que cursé mis estudios de jardinería en el Institut Rubió i Tuduri y en el Centro Laberint

En 2009 decidí crear mi propia empresa dedicada al paisajismo, y es así como nace Flors i Violes, la cual podría describir como esa fina línea entre la floristería y la jardinería, trabajando de manera delicada los jardines y de forma práctica las flores. 

Hoy, emprendo un nuevo camino junto a Melina Baum, como parte de su equipo en Baum Hábitats, pero desde la perspectiva que nos ofrece  Baum & Violes, compartiendo la misma filosofía de hacer de nuestros talentos un proyecto de vida y fluir con la energía que nos aporta la naturaleza.

 

“ Me gusta hacer fluir la energía en el jardín, a través de los sentidos, de manera que la plenitud en él sea especial… ”

Marine Dache Halloint

logo-flors-i-violeslogo